Biomagnetismo:
El Biomagnetismo es la ciencia que estudia los campos magnéticos que se generan en los seres vivos, la cual nos ayuda a comprender el fenómeno del Par Biomagnético. Así también, es el nombre con el que nos referimos a la técnica del P. B. donde se utiliza en todo momento el imán para realizar el rastreo y la corrección de los Pares Biomagnéticos.
El Par Biomagnético (PB) es una técnica terapéutica desarrollada por el científico Mexicano el Dr. Isaac Goiz Durán hace más de 26 años. Está enfocada en eliminar las causas que originan, exacerban o impiden la rehabilitación de una enfermedad, esto mediante la aplicación de imanes artificiales permanentes en diferentes zonas del cuerpo que se encuentran en “Resonancia Biomagnética”, en base a una metodología descrita por su descubridor. De esta forma, posibilitando el tratamiento de distintas enfermedades infecto-contagiosas, crónico degenerativas, metabólicas, disfuncionales, autoinmunes, psicoemocionales, tumorales e intoxicaciones; disminuyendo la sintomatología clínica, rehabilitando las distintas funciones en el organismo y restableciendo la salud de las personas.
El Par Biomagnético es una técnica sencilla, que consiste en el posicionamiento de imanes de mediana intensidad en diferentes zonas del cuerpo para tratar enfermedades; esto mediante un test kinesiológico que consiste en provocar intencionadamente un acortamiento funcional de la pierna derecha tras haber posicionado el imán en una zona específica del organismo que se encuentra en desbalance. Dicho acortamiento se corrige posicionando otro imán de polaridad contraria en otra zona específica dentro del sistema de referencia anatómico de la persona, de acuerdo a una metodología descrita por su descubridor el Dr. Isaac Goiz Durán. Una vez posicionados los pares de imanes en el organismo, se sujetan alrededor de 10 – 20 min. para equilibrar estos dos puntos que se encuentran desequilibrados y en bioresonancia, es decir, para corregir un “Par Biomagnético”. Una vez corregido el Par Biomagnético podemos esperar, como consecuencia, una mejoría clínica en la persona.