Hipnosis Clínica y Ericksoniana

Terapia de Hipnosis

La Hipnosis se puede considerar como una técnica terapéutica la cual se ha usado desde hace cientos de años por diferentes culturas.

Técnicas similares a las usadas hoy en día ya las empleaban los egipcios en los llamados Templos de los Sueños y podríamos decir que fue redescubierta en el siglo XVIII, con Fran Anton Mesmer formulando su teoría del Magnetismo Animal, también llamado Mesmerismo, de ahí se empezó a estudiar cada vez más por diferentes investigadores y científicos Doctores especialmente en el área Psiquiátrica que continuaron utilizando los llamados trances hipnóticos para la curación.

Se le atribuye al cirujano escoces James Brain haber acuñado el término hipnosis, palabra que se deriva del griego Hypnos que significa sueño. También contribuyeron a lo se conoce hoy como hipnosis, Jean Charcot, Sigmun Freud, Johannes Heinrich Shultz, Milton H. Erickson, entre muchos otros

De gran relevancia fue el uso de esta técnica en la Primera Guerra Mundial para la atención rápida y eficiente de los heridos para el control del dolor la fatiga y el estrés.

Un gran aporte a la Hipnosis la realizo Milton Erickson, Psicólogo, Medico e Hipnoterapeuta, del cual se desprende su estilo tal especial de realizar esta técnica, creando un modelo terapéutico nuevo conversacional y metafórico del cual hay escuelas que siguen sus enseñanzas en todo el mundo, lo que se conoce como Hipnosis Ericksoniana, concibiendo el estado hipnótico como una conducta que se presenta en el sujeto de manera natural.

A través de los años la hipnosis ha tenido diferentes definiciones de acuerdo a quienes la han estudiado. La Rae define la hipnosis como un estado producido por hipnotismo e hipnotismo lo define como, “Método para producir el sueño artificial, mediante influjo personal, o por aparatos adecuados”

En general se puede definir también como “un estado especial, diferente y no permanente de la consciencia, que da acceso al inconsciente donde están los recursos del ser humano”

A este estado especial, por extraño que parezca, podemos acceder a él en cualquier momento y lo estamos haciendo casi sin darnos cuenta, como por ejemplo al leer un libro, ver una película o escuchar música. Lo más probable es que tendrán que hablarnos varias veces para sacarnos de ese “trance” que nos hemos provocado, por lo que somos más hipnotizables de lo que creemos.

El hipnoterapeuta, a través de diferentes técnicas accede a este estado especial de la mente, para lograr traer las herramientas que están en el inconsciente del paciente, para producir los cambios requeridos y poder sanar diversas patologías, tales como fobias, miedos, frustraciones, también la hipnosis es usada en trastornos del sueño adicciones y para bajar de peso entre otras cosas.

Algunos alcances

Durante algunos años estuvo muy de moda la llamada Hipnosis de Palco o Espectáculo, donde se podía ver como algunas personas realizaban sonidos o acciones que no las podrían haber hecho de forma consciente, esto llevó a que la hipnosis tomara “mala fama”, pero pasado ese boom, se retoma el camino científico con nuevas investigaciones. Ahora se sabe que la hipnosis es un buen acompañante en diferentes áreas de la salud y se ha ocupado en diferentes áreas no solo en psiquiatría sino también en odontología en terapias de control del dolor, en oncología etc.

Por otro lado, se cree que el paciente pierde totalmente su capacidad de decisión y podría ser manipulable, muchas películas también lo exponen, sin embargo, esto no es real el paciente siempre está en control de los acontecimientos solo que esta más dispuesto a encontrar las respuestas que están a nivel inconsciente.