Hipnosis

Hipnosis

Hipnosis Clínica y Ericksoniana

Terapia de Hipnosis

La Hipnosis se puede considerar como una técnica terapéutica la cual se ha usado desde hace cientos de años por diferentes culturas.

Técnicas similares a las usadas hoy en día ya las empleaban los egipcios en los llamados Templos de los Sueños y podríamos decir que fue redescubierta en el siglo XVIII, con Fran Anton Mesmer formulando su teoría del Magnetismo Animal, también llamado Mesmerismo, de ahí se empezó a estudiar cada vez más por diferentes investigadores y científicos Doctores especialmente en el área Psiquiátrica que continuaron utilizando los llamados trances hipnóticos para la curación.

Se le atribuye al cirujano escoces James Brain haber acuñado el término hipnosis, palabra que se deriva del griego Hypnos que significa sueño. También contribuyeron a lo se conoce hoy como hipnosis, Jean Charcot, Sigmun Freud, Johannes Heinrich Shultz, Milton H. Erickson, entre muchos otros

De gran relevancia fue el uso de esta técnica en la Primera Guerra Mundial para la atención rápida y eficiente de los heridos para el control del dolor la fatiga y el estrés.

Un gran aporte a la Hipnosis la realizo Milton Erickson, Psicólogo, Medico e Hipnoterapeuta, del cual se desprende su estilo tal especial de realizar esta técnica, creando un modelo terapéutico nuevo conversacional y metafórico del cual hay escuelas que siguen sus enseñanzas en todo el mundo, lo que se conoce como Hipnosis Ericksoniana, concibiendo el estado hipnótico como una conducta que se presenta en el sujeto de manera natural.

A través de los años la hipnosis ha tenido diferentes definiciones de acuerdo a quienes la han estudiado. La Rae define la hipnosis como un estado producido por hipnotismo e hipnotismo lo define como, “Método para producir el sueño artificial, mediante influjo personal, o por aparatos adecuados”

En general se puede definir también como “un estado especial, diferente y no permanente de la consciencia, que da acceso al inconsciente donde están los recursos del ser humano”

A este estado especial, por extraño que parezca, podemos acceder a él en cualquier momento y lo estamos haciendo casi sin darnos cuenta, como por ejemplo al leer un libro, ver una película o escuchar música. Lo más probable es que tendrán que hablarnos varias veces para sacarnos de ese “trance” que nos hemos provocado, por lo que somos más hipnotizables de lo que creemos.

El hipnoterapeuta, a través de diferentes técnicas accede a este estado especial de la mente, para lograr traer las herramientas que están en el inconsciente del paciente, para producir los cambios requeridos y poder sanar diversas patologías, tales como fobias, miedos, frustraciones, también la hipnosis es usada en trastornos del sueño adicciones y para bajar de peso entre otras cosas.

Algunos alcances

Durante algunos años estuvo muy de moda la llamada Hipnosis de Palco o Espectáculo, donde se podía ver como algunas personas realizaban sonidos o acciones que no las podrían haber hecho de forma consciente, esto llevó a que la hipnosis tomara “mala fama”, pero pasado ese boom, se retoma el camino científico con nuevas investigaciones. Ahora se sabe que la hipnosis es un buen acompañante en diferentes áreas de la salud y se ha ocupado en diferentes áreas no solo en psiquiatría sino también en odontología en terapias de control del dolor, en oncología etc.

Por otro lado, se cree que el paciente pierde totalmente su capacidad de decisión y podría ser manipulable, muchas películas también lo exponen, sin embargo, esto no es real el paciente siempre está en control de los acontecimientos solo que esta más dispuesto a encontrar las respuestas que están a nivel inconsciente.

Biomagnetismo

Biomagnetismo

Biomagnetismo:
El Biomagnetismo es la ciencia que estudia los campos magnéticos que se generan en los seres vivos, la cual nos ayuda a comprender el fenómeno del Par Biomagnético. Así también, es el nombre con el que nos referimos a la técnica del P. B. donde se utiliza en todo momento el imán para realizar el rastreo y la corrección de los Pares Biomagnéticos.
El Par Biomagnético (PB) es una técnica terapéutica desarrollada por el científico Mexicano el Dr. Isaac Goiz Durán hace más de 26 años. Está enfocada en eliminar las causas que originan, exacerban o impiden la rehabilitación de una enfermedad, esto mediante la aplicación de imanes artificiales permanentes en diferentes zonas del cuerpo que se encuentran en “Resonancia Biomagnética”, en base a una metodología descrita por su descubridor. De esta forma, posibilitando el tratamiento de distintas enfermedades infecto-contagiosas, crónico degenerativas, metabólicas, disfuncionales, autoinmunes, psicoemocionales, tumorales e intoxicaciones; disminuyendo la sintomatología clínica, rehabilitando las distintas funciones en el organismo y restableciendo la salud de las personas.
El Par Biomagnético es una técnica sencilla, que consiste en el posicionamiento de imanes de mediana intensidad en diferentes zonas del cuerpo para tratar enfermedades; esto mediante un test kinesiológico que consiste en provocar intencionadamente un acortamiento funcional de la pierna derecha tras haber posicionado el imán en una zona específica del organismo que se encuentra en desbalance. Dicho acortamiento se corrige posicionando otro imán de polaridad contraria en otra zona específica dentro del sistema de referencia anatómico de la persona, de acuerdo a una metodología descrita por su descubridor el Dr. Isaac Goiz Durán. Una vez posicionados los pares de imanes en el organismo, se sujetan alrededor de 10 – 20 min. para equilibrar estos dos puntos que se encuentran desequilibrados y en bioresonancia, es decir, para corregir un “Par Biomagnético”. Una vez corregido el Par Biomagnético podemos esperar, como consecuencia, una mejoría clínica en la persona.

Terapia Floral

Terapia Floral

Terapia Floral
Las Terapias Florales son una medicina vibracional en la que se emplean elixires extraídos de diferentes flores, con métodos que respetan la naturaleza y las cualidades vitales de los vegetales y que cuando entran en contacto con otro ser vivo potencian las cualidades positivas atribuidas a cada flor.

El uso de las flores con fines terapéuticos se extiende a muchas culturas, hay libros que afirman que se remontan a épocas antes de Cristo. A Occidente, tal como ahora son conocidos los Remedios Florales, llegan de la mano de su creador el Dr. Edwar Bach (1886-1936). El Dr. Bach fue un profundo científico humanista y un buscador inquieto; toda su obsesión era encontrar maneras menos agresivas y naturales de curación. Esto lo lleva a centrarse en la Naturaleza y a captar la alta vibración de determinadas flores silvestres, árboles y arbustos y observar que la energía de la planta está sintonizada en la flor.

Tras la muerte del Dr. Bach han ido naciendo otros sistemas que complementan con gran especificidad en algunos casos, las Flores de Bach; entre los sistemas más conocidos estarían las Flores de California, las de Bush (Australia), las de Saint Germain, por mencionar unos pocas de los que hoy conforman la Terapia Floral. Es importante saber que las esencias florales no son drogas, son en realidad la impronta energética que permanece en un medio acuoso, que se comunica con la psique o alma en un lenguaje sutil.

Las esencias florales ayudan a aliviar o superar los síntomas físicos y los estados de ánimo actuales o los que persisten en el tiempo. Por tratarse de una verdadera medicina vibracional, actúan de igual forma tanto en el plano físico y mental como en los planos más sutiles.

Su aplicación abarca un amplio abanico de indicaciones, tanto psíquicas como: depresiones, ansiedad, insomnio, trastornos de conducta y aprendizaje, estrés, agresividad, apatía, tristeza, miedos de todo tipo, timidez, indecisión fobias, dificultad en las relaciones etc. También físicas tales como: dolores de todo tipo, vértigos, problemas articulares, digestivos, musculares, hormonales, dermatológicos, sexuales, etc.

Sanación Pránica

Sanación Pránica

Sanación Pránica:
La sanación pránica es una terapia complementaria que utiliza el “prana” shi o ki, para aliviar y prevenir enfermedades, así como para balancear, armonizar y transformar los procesos del cuerpo con el objeto de obtener una mejor calidad de vida en todos sus aspectos.
Esta técnica nació de la mano de un ingeniero químico filipino conocido como Master Choa Kok Sui quien, por más de 20 años, estudió el impacto de la energía, externa e interna, en el ser humano y lo compiló en libros que fueron traducidos a más de 20 idiomas.

Choa Kok Sui se basó en el concepto del aura, que es el campo energético que está alrededor del cuerpo humano y por medio del cual se absorbe prana del entorno. En sus textos también hace referencia a los chakras, y que son los centros energéticos que están en el cuerpo y controlan un órgano específico, como por ejemplo, el corazón, la cabeza o la garganta. Dado que los problemas del cuerpo físico están asociados a desequilibrios en el cuerpo energético, la sanación pránica puede detectar, explorar, localizar, determinar y corregir el problema específico en el aura y los chakras, incluso antes de que el trastorno se manifieste a nivel físico. Eso permite que se acelere el grado de autorecuperación del cuerpo físico y mental.

Se trabaja limpiando las formas de energía que nos distorsionan y alteran, para luego aportar energía que refuerzan nuestras estructuras sutiles, auras y chakras. Así, no solo eliminamos aquello que nos lleva a pensar, sentir y actuar de formas desagradables y disonantes, sino que a su vez reforzamos energéticamente la parte del comportamiento de la persona que se quiera potenciar.

Sanación Pránica puede trabajar en diferentes ámbitos tales como desordenes del sistema respiratorio como el asma, circulatorios el corazón, osteomusculares dolores musculares, tendinitis, gastrointestinal dolor abdominal, urinario infecciones de la uretra, problemas del sistema reproductivo como impotencia, afecciones a la piel etc.. En psicoterapia Pránica se pueden trabajar problemas tales como: autoestima, ansiedad, depresión, stress, fobias, miedos, crisis de pánico, duelos entre otras.